Joven de 23 años es golpeada brutalmente por su pareja sentimental.

Los empleados de la estación de combustibles, fueron quienes llamaron a los números de emergencia, pues el agresor asentaba puñetazos sin compasión en el rostro de la víctima.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *