Vacunas contra el COVID-19 para América serían insuficientes por meses, advierten

Los países latinoamericanos no recibirán suficientes vacunas contra el COVID-19 durante meses hasta que estén disponibles y deberían desarrollar planes de inmunización centrados primero en los trabajadores de la salud y ancianos, aconsejó el miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Su rama regional para América, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), advirtió que las vacunas que se están desarrollando actualmente tardarán meses en llegar y los suministros podrían no ser suficientes sino hasta después del 2021.

“No habrá dosis para proteger a todos” por lo que el objetivo es llegar a los más vulnerables, dijo Clarissa Etienne, la directora de la OPS.

Los países deberían, en un principio, aspirar a vacunar al 20% de la población, dando prioridad a los trabajadores de la salud, a los mayores de 65 años y a las personas con padecimientos previos, como hipertensión, diabetes o cáncer, dijo la OPS.

“Llevará muchos meses recibir las vacunas necesarias para interrumpir la transmisión del coronavirus”, dijo Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS.

Barbosa explicó que las vacunas fabricadas mediante el mecanismo Covax comenzarán a distribuirse para su uso entre marzo y abril de 2021. Los países de América Latina ya han invertido más de 1,000 millones de dólares en anticipos y avales para participar en el mecanismo.

“Puede ser que llegue una pequeña cantidad antes o puede ser que llegue después, pero esa es la fecha que seguimos trabajando porque es la que nos parece más factible”, dijo Barbosa.

Este envío es distinto al que ciertos países puedan hacer mediante acuerdos bilaterales con los productores de vacunas, como en el caso de México con la vacuna de Pfizer. En este caso, Barbosa indicó que se pueden recibir una pequeña cantidad de vacunas a finales de diciembre.

En tanto, los países no deben relajar las medidas preventivas de distanciamiento social y el uso de cubrebocas, así como el lavado de manos, dijo en una sesión informativa desde Washington.

“Las vacunas que lleguen primero no van a servir para interrumpir la transmisión. Esto va a tomar meses y durante estos meses nosotros confiamos en que ya sabemos lo que se necesita para reducir la transmisión (…): mantener todas las medidas individuales y colectivas”, señaló el subdirector de la oficina regional de la OMS.

La doctora Etienne instó a las autoridades sanitarias de la región a emitir “directivas claras” para ayudar a las comunidades a protegerse y a realizar esfuerzos coordinados para aumentar la capacidad hospitalaria en las áreas más afectadas.

“Cuando los hospitales no pueden dar espacio a todos los enfermos, muchos van a morir esperando ser atendidos”, advirtió.

América regresa al peor nivel de contagios

La OPS informó este miércoles que en las últimas semanas las Américas registran los niveles más altos de nuevos casos de COVID-19 desde el inicio de la pandemia y advirtió que situación en el norte del continente es “preocupante”.

“Pese a que estamos viviendo con este virus desde hace meses, en las últimas semanas, nuestra región ha estado experimentando los niveles más altos de nuevos casos de COVID-19 desde el inicio de la pandemia”, indicó la directora de la OPS.

Etienne indicó que “la continua alza de los contagios en América del Norte es particularmente preocupante” ante la cercanía del invierno boreal.

“Al buscar cobijo del frío, la gente puede verse tentada a reunirse en interiores mal ventilados, que constituyen las condiciones perfectas para que el virus se propague”, advirtió.

Etienne dijo que en Estados Unidos, el país del mundo que registra más muertos con 286,338 fallecidos, los casos diarios están alcanzando los 200,000 y actualmente hay 100,000 personas hospitalizadas.

“México también está experimentando un resurgimiento de los casos en el estado de Baja California, cerca de la frontera con Estados Unidos”, indicó la directora del órgano regional.

En tanto en Canadá, la OPS advirtió que las infecciones siguen subiendo y que algunas provincias han registrado cifras récord de muertes.

Asimismo, la directora de la OPS señaló que en Centroamérica, Panamá continúa reportando una alta incidencia de casos del COVID-19, así áreas de Honduras y Guatemala afectadas por los huracanes Iota y Eta.

La experta indicó que aunque la región sigue mostrando un “mosaico” de tendencias diferentes, la situación en algunos países de América del Sur también es “preocupante”.

“Actualmente Brasil reporta la incidencia más alta de nuevos casos en América del Sur. Con un aumento de los casos y de las muertes”, informó Etienne, que advirtió de que el sistema sanitario está “bajo presión”.

Y Etienne llamó la atención también sobre el aumento de casos y muertes en zonas de Colombia fronterizas con Venezuela y Ecuador.

“Estas cifras y tendencias dejan claro que nuestra región debe redoblar las medidas de prevención, especialmente en preparación para las vacaciones de fin de año. Ahora no es momento de relajarse”, recalcó.

Desde el comienzo de la pandemia, el continente americano ha registrado más de 28.5 millones de casos y 753,000 muertes por el COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.