fbpx

Denuncian presuntos despidos injustificados en el IMSS

Por  exigir equipo de protección, oponerse  a diagnosticar sin ser doctores y por denunciar el hostigamiento laboral de los coordinadores de medicina familiar del Hospital General de Zona (HGZ) No.1, Carlos Cámara Acosta y  Georgina Sarmiento Escamilla, cuatro asistentes  del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fueron despedidas en plena pandemia del Covid-19, por lo que solicitarán la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Karen Medina Canul, Yusari Martínez López, y Thanya Gutiérrez Sánchez, son  algunos de los extrabajadores que  enfrentan una situación legal en contra del IMSS del Estado que preside el doctor, Carlos Félix Medina Villegas, tras ser despedidas, como manifestaron, de manera injusta.

Aun los trabajadores activos son obligados a realizar funciones no relacionadas a su perfil ni descritas en el contrato colectivo, esto por la  falta de personal, pues varios permanecen en casa al ser  población en riesgo, otros solicitan el adelanto de sus vacaciones y unos  lamentablemente se han contagiado de Covid-19, informaron.

Resaltaron que las  asistentes médicas pertenecientes a la categoría administrativa, son obligadas en numerosas ocasiones a realizar diagnósticos sin haber cursado la carrera de medicina ni cumplir con el perfil clínico.

Reconocieron que dentro de los  requisitos para su contratación solo se les pide nivel de preparatoria por lo cual no todos tienen la capacidad para  dirigir los denominados “Triage clínico” y diagnosticar  a un paciente  con Covid-19.

En sus casos luego de  varios meses de presunto acoso laboral e insultos de parte de Cámara Acosta y Sarmiento Escamilla, este 5 de agosto cuando se presentaron a trabajar como de costumbre en el turno vespertino, de manera repentina les fue entregada una hoja por parte del jurídico donde les notificaban que ya no pertenecían al IMSS.

Anuncio recalcado por ambos coordinadores, quienes les pidieron que se retirarán de las oficinas porque ya no  tenían nada que hacer, no sin antes exigirles entregar el material  de protección personal prestado, el cual nunca se les proporcionó.

Las afectadas indicaron que Cámara Acosta y  Sarmiento Escamilla, alegaron que sabían perfectamente el motivo de su recesión de contrato, a lo que Medina Canul, Martínez López, y Gutiérrez Sánchez destacaron que fue solo por exigir material de protección y  por negarse a diagnosticar, además de demandar el pago de apoyo económico Covid que nunca se cumplió.

Señalaron que a pocos  trabajadores les dotan del material necesario para protegerse de la enfermedad, además que hay falta de insumos y de medicamentos, mientras los directivos argumentan que no hay presupuesto pero todos portan cubrebocas  “N95” cuando no ingresan a los Covitarios.

“Carlos y Georgina son bien conocidos por su actitud déspota con los trabajadores, incluso con otros compañeros que estuvieron enfermos por Covid  a quienes les negaron la consulta o no quisieron darles su incapacidad”, coincidieron.

Destacaron que esta situación se enfrenta en las demás Unidades de Medicina Familia (UMF) como en la  número 13  a cargo de la directora Rubí Duran Reyes y el coordinador Manuel Caamal Noh quienes presuntamente de manera déspota y bajo insultos bajan a trabajadores sociales al área Covid sin darles la protección necesaria.

 

Compartelo:

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: