Reportan “jueves negro” en mercados internacionales tras alarma por coronavirus

El Dow Jones Industrial, el principal indicador de la Bolsa de Valores de Nueva York e índice de referencia a nivel mundial, cerró este jueves con una caída de 9.99 por ciento, la peor desde el colapso del mercado del “lunes negro” de 1987, cuando se derrumbó más de 22 por ciento.

La venta masiva de este jueves por el miedo al coronavirus se volvió tan grave que las operaciones comerciales se detuvieron durante 15 minutos después de la apertura, cuando los mercados alcanzaron el umbral obligatorio utilizado por las bolsas estadounidenses.

A pesar de ese freno, el Dow o pudo recuperarse y cerró con su quinto peor descenso en la historia, una caída incluso peor que la del día en que estalló la crisis financiera de 2008.

Todo se contagió por el miedo global al coronavirus y las escasas respuestas de los gobiernos, particularmente el del Presidente Donal Trump. El oro cayó, el petróleo se hundió, los diferenciales del mercado crediticio se ampliaron significativamente e incluso los bonos del Tesoro de Estados Unidos, que son un refugio seguro confiable en ventas masivas, terminaron este jueves a la baja.

“El coronavirus da miedo y la gente no sabe qué esperar”, dijo Kathy Entwistle, vicepresidenta senior de gestión de patrimonios de UBS, en una entrevista para CNBC. “Es como si el tsunami se acercara. Sabemos que va a golpear cualquier día y nadie sabe cuál será el resultado”, expuso la especialista.

La caída de los mercados en EU, que son los más importantes del mundo, tampoco puedo ser contenida por la segunda intervención consecutiva de la Reserva Federal (Fed, por sus sigla en inglés).

El Banco Central de EU entró en los mercados financieros por segundo día consecutivo aumentando drásticamente las compras de activos, en medio de la agitación creada por el coronavirus.

“Estos cambios se están realizando para abordar las interrupciones altamente inusuales en los mercados de financiamiento del Tesoro asociados con el brote de coronavirus”, dijo la Fed de Nueva York en un anuncio de la tarde en medio de una pausa en Wall Street, que se dirigía hacia su peor jornada desde 1987.

PESO Y BMV SUFREN

La actual coyuntura económica derivada de la extensión del coronavirus impactó tanto al peso como a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El dólar interbancario se depreció un 1.25 por ciento, con lo que se ubicó en 21.6470 unidades, informó el Banco de México (Banxico).

En ventanillas de Bancomer, el billete verde se vende en 22.37 unidades.

El peso continúa su descenso, a la par de los mercados internacionales, luego que los casos de coronavirus siguen su expansión por el mundo y las medidas anunciadas por Donald Trump no generaran confianza en los inversionistas.

La divisa mexicana mostraba un descenso marcado hasta que la Reserva Federal (Fed) informó sobre una ampliación en la recompra de bonos por 1.5 billones de dólares, durante esta semana.

Una hora después, la Comisión de Cambios informó el lanzamiento de una subasta por 2 mil millones de dólares, así como una operación de permuta de valores gubernamentales por hasta 40 mil millones de pesos.

Por su parte, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) continúa con su recorrido por territorio negativo.

El IPC cayó un 5.28 por ciento, con lo que el IPC se ubicó en 36 mil 636.7 unidades, un descenso de 2 mil 041.85 puntos.

EL DERRUMBE EN EUROPA

 

Las bolsas de todo el mundo vivieron este jueves una de las jornadas más negativas de su historia reciente, con caídas récord en algunos casos -como las del español Ibex 35-, a pesar de las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo (BCE), que se suman a las tomadas anteriormente por la Reserva Federal de EU, el Banco de Inglaterra, los bancos centrales de Australia y Canadá, y buen número de gobiernos.

Los mercados bursátiles no parecen tener suelo y los inversores no encuentra alivio al pánico que se ha desatado entre ellos por la expansión del coronavirus y su impacto en la actividad económica.

La jornada ha empezado con malos augurios: la decisión de Estados Unidos de restringir los viajes desde Europa y las fuertes pérdidas del miércoles en Wall Street (-5.86 por ciento) se han traducido en descensos cercanos al 6 por ciento en la apertura de las bolsas europeas, pero la situación se ha agravado tras conocerse el paquete de medidas del BCE.

El Ibex 35, el índice selectivo de la Bolsa española, se ha desplomado un 14.06 por ciento, el mayor descenso desde que existe este indicador, y ha cerrado en 6 mil 390.9 puntos, el nivel más bajo desde agosto de 2012.

El selectivo acumula un descenso del 23.7 por ciento en lo que va de semana, que podría convertirse también en la peor de su historia, y del 36.6 por ciento desde el pasado 19 de febrero, cuando alcanzó un pico de 10 mil 083 puntos.

Desde ese momento, la capitalización del Ibex se ha reducido en casi 192 mil millones de euros.

En cuanto al resto de las plazas europeas, Milán ha perdido el 16.92 por ciento; París, el 12.28 por ciento; Fráncfort, el 12.24 por ciento y Londres, el 10.87 por ciento.

Previamente, en Asia, Tokio se había dejado un 4.41 por ciento; Hong Kong, un 3.66 por ciento; Shanghai, un 1.52 por ciento; y Seúl, un 3.87 por ciento. El Nikkei japonés ha marcado su nivel más bajo en casi tres años y el Kospi coreano, en mas de cuatro años.

Fuente: Sin Embargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.