fbpx

Presuntos feminicidas de Fátima piden protección por amenazas de reos en la cárcel

Gladys Giovana y Mario Alberto, los presuntos secuestradores y feminicidas de la niña Fátima Cecilia, han solicitado protección desde las distintas cárceles en Ciudad de México en las que se encuentran porque han recibido amenazas de otros reos.

Fuentes del Sistema Penitenciario de la capital mexicana dijeron a El Universal que Gladys Giovana y Mario Alberto han solicitado protección especial porque los internos del Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla y del Reclusorio Varonil Preventivo Oriente les advirtieron que «tarde o temprano» les harán lo mismo que ellos le hicieron a Fátima, quien fue abusada sexualmente y luego estrangulada.

«La noticia [del feminicidio de Fátima] llegó hasta aquí y los internos están muy molestos, dicen que eso no se hace», contó la fuente, asegurando que Mario Alberto fue agredido por otros reos desde su internamiento el pasado viernes en el Reclusorio Varonil Preventivo Oriente de Ciudad de México.

Hasta ahora, Gladys Giovana y Mario Alberto se encuentran en un área restringida, pero el funcionario advirtió que no será por mucho tiempo. «Ahí es donde van a empezar los problemas, porque no van a tener la vigilancia que tienen ahora», dijo.

Los presuntos responsables del secuestro y asesinato de Fátima, de 7 años, fueron detenidos el pasado miércoles 19 de febrero tras una denuncia ciudadana y trasladados a la Fiscalía de Atizapán de Zaragoza, en el estado de México, por el presunto delito de cohecho (soborno a Policías).

El viernes 21, tras liberarse las órdenes de detención en su contra por secuestro agravado y feminicidio, fueron trasladados a la Fiscalía Antisecuestros de la capital mexicana y luego al Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla y al Reclusorio Varonil Preventivo Oriente.

https://youtu.be/Jjk9txOWve0

Juicio

El sábado pasado, durante la primera audiencia judicial, el juez Agustín Moreno Gaspar ordenó que Gladys Giovana y Mario Alberto permanecieran en prisión preventiva, mientras la Fiscalía de la Ciudad de México desarrolla la investigación del caso en los siguientes cuatro meses.

Transcurrido ese tiempo, se llevaría a cabo el juicio en contra de los presuntos feminicidas de Fátima. En caso de ser declarados culpables, podrían enfrentar una pena superior a los cien años de prisión.

Hasta ahora, las autoridades investigan el motivo que llevó a la pareja a secuestrar a Fátima, a asesinarla y luego a dejar sus restos en una bolsa de plástico. Según declaró la tía de Mario Alberto, el presunto feminicida confesó que quería «una niña chiquita para que fuera su novia toda la vida».

No obstante, las autoridades únicamente han informado que el secuestro [y posterior asesinato] de la niña Fátima no fue para obtener dinero. Durante la primera audiencia, los medios de comunicación fueron obligados a abandonar la sala debido a que se revelarían «datos personales e información sensible sobre un crimen perpetrado en contra de una menor de edad», según reportó Animal Político.

Fuente: RT

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: