fbpx

Una mujer perdió una de sus orejas por el uso excesivo de camas solares

El uso excesivo de las camas solares hizo que una mujer perdiera toda su oreja izquierda en Bolton una ciudad en el noreste de Reino Unido.

Andrea Smith actualmente tiene 44 años. Cuenta que no tiene más que palabras de arrepentimiento por sus acciones del pasado. Utilizaba camas solares desde que tenía 14 años lo que hizo que desarrollara un melanoma en la oreja y que debió amputar para evitar que se propagará el cáncer.

En una entrevista a BBC dijo que fue operada en el 2015 dos veces. «Me quitaron el oído interno, el medio, las glándulas salivales del lado izquierdo, y todos mis nódulos linfáticos», explica.

Dijo que era adicta a broncearse y utilizaba las camas solares porque los resultados eran mucho más rápidos.

Si bien los análisis más recientes muestran que se ha recuperado, Smith vive con el temor que esta forma agresiva de cáncer de piel retorne.

 

FUENTE: EL IMPARCIAL Y BBC

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: