Rodolfo se convirtió en padre, no de sangre, sino de corazón

Rodolfo lucho contra viento y marea de voces que lo señalan y lo subestimaban porque no era la carne, no era la sangre, sino el corazón lo que lo convertiría en padre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *