fbpx
Home / Nacionales / Orgullo mexicano: sacan electricidad de la basura

Orgullo mexicano: sacan electricidad de la basura

mexicano

Por la calle pasa un grupo de jóvenes de unos 15 o 16 años, todos estudian en la secundaria de la colonia. Llevan televisores, radios y estéreos viejos que la gente tiró en lotes baldíos. Los sacaron de la maleza, algunos de la basura. No tienen dinero para comprar el material para sus prácticas de la escuela.

Este escenario común en varios rincones de México ocurre en Atoyac, municipio de Veracruz, donde sólo hay seis secundarias, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco). De estos planteles, cuatro no alcanzaron un puntaje satisfactorio en la prueba ENLACE. Pero de una de esas secundarias salió un proyecto que en mayo concursará en Houston, Texas. Se hizo con chatarra.

Los alumnos del taller de Circuitos Eléctricos de la Secundaria Técnica Industrial número 44 de Potrero Nuevo recogieron aparatos viejos de las calles del pueblo. Sabían que algunas de sus piezas aún servían y les sacaron todo lo que podían aprovechar. Así fue como abrieron su propio banco de materiales que funciona con lo que ellos colectan.

Un día un estudiante construyó un carro a control remoto con piezas del banco y el profesor del taller, Arturo Pimentel, quiso ir más allá. Detectó que en su clase había al menos siete alumnos que destacaban por su creatividad y les propuso desarrollar proyectos más ambiciosos para competir en ferias de ciencia, pero no contaba con que la mayoría de los concursos cobran una cuota de inscripción, algunos de hasta 2 mil pesos que el profesor y los papás de los niños deben pagar.

Se enteró de que la Feria Nacional de la Ciencia y Tecnología de Conacyt no cobra inscripción a los competidores y llevó a sus tres mejores alumnos. Los jóvenes que participaron debían crear un proyecto de investigación para resolver un problema relacionado con el cambio climático, similar a una tesis de licenciatura.

Pimentel y sus alumnos se enfrentaron a 465 proyectos de todo México de estudiantes de secundaria a licenciatura. Sólo 45 ganaron el pase a la Olimpiada Internacional de Proyectos de Ingeniería Sustentable, la I-Sweeep, que se realizará en Houston, Texas, en mayo. Sólo dos proyectos veracruzanos asistirán: uno es de alumnos de licenciatura; el otro es el de Uriel Viñas, alumno de Pimentel.

Electricidad de las pisadas

Uriel desarrolló una loseta de concreto que genera electricidad al pisarla o ponerle peso encima y la llamó “Sé chido, piensa verde”. La mayor parte de los materiales que utilizó en ella los sacó de la basura. La primera loseta que construyó era de caucho, pero no generaba tanta electricidad como quería, ya que por su composición sólo soportaba el peso de humanos y no podía mojarse ni maltratarse.

Así que antes de ir a competir, el estudiante desarrolló una nueva loseta con concreto especial, lo suficientemente resistente para soportar el peso de un auto. Para probarla, los jóvenes la llevaron a una clase de zumba con el objetivo de que la pisaran más. Generó electricidad, pero la prueba de fuego fue ponerla en la carretera: “La pusimos en carretera. Le pasaron varias camionetas y generó bastante electricidad”, cuenta orgulloso el profesor Pimentel.

La loseta genera electricidad gracias a que en su composición tiene unos cristales llamados piezoeléctricos. La energía eléctrica se almacena en unos cilindros llamados capacitores y con ellos se puede alimentar cualquier tipo de aparato eléctrico.

Los cristales piezoeléctricos que producen la electricidad en la loseta de Uriel fueron descubiertos en 1880 y hoy son usados en Reino Unido e Israel, en centros comerciales y carreteras para producir electricidad. Los cristales piezoeléctricos se pueden conseguir en tiendas de electrónica por cerca de 50 pesos.

 

Compartelo:

Sobre ReporDig5

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
x

Check Also

Video: Captan supuesto OVNI saliendo del volcán Popocatépetl.

error: