fbpx

Esta es la razón por la que el tiempo pasa lento cuando estamos aburridos

Aunque no lo creas, la dopamina tiene el poder de hacer que todo aparente ser más lento.

reloj-time

Seguramente te ha pasado que vas a algún lugar en el que no deseas estar y por más que quieras que el tiempo pase rápido parece que todo es doblemente lento. Pues bien, una investigación publicada en la revista “Science” acaba de revelar la razón por la que al parece ser nuestro peor enemigo en este tipo de circunstancias.

Al parecer el culpable de este castigo es nada más y nada menos que de la dopamina, el neurotransmisor implicado en el amor, la recompensa, la motivación y el movimiento, entre otras funciones. ¡Vaya recompensa!

Según la hipótesis, la dopamina mide el tiempo psicológico o subjetivo con el que estimas durante la espera de algo y sí, la capacidad de medir con precisión estos periodos dependen de factores como la motivación, la atención y las emociones.

Sin embargo, el juicio sobre el tiempo no está ligado a ningún órgano de los sentidos, pero es crucial para que todas las especies sobrevivan.

Se sospechaba que las neuronas que producen dopamina, localizadas en el cerebro medio o mesencéfalo, tenían un papel importante como reguladoras de este reloj interno, pero faltaba encontrar la relación directa entre las señales transmitidas por esas neuronas y el paso del tiempo.  Para rellenar ese hueco, neurocientíficos delCentro Champalimaud para lo Desconocido (Lisboa) miraron la actividad de estas neuronas en ratones adiestrados para calcular si un intervalo entre dos señales acústicas era más corto o más largo que un segundo y medio. Por raro que parezca, después de meses de entrenamiento, los ratones eran muy competentes para estimarlo.

De manera simultánea, se midió la actividad de las neuronas dopaminérgicas y vieron que su activación o inhibición transitoria podía frenar o acelerar la estimación del tiempo. Si las estimulaban para producir más dopamina, los ratones tendían a subestimar el tiempo, y si las silenciaban, tendían a sobreestimarlo. Por lo tanto, alterar estas neuronas hace que nuestra percepción del tiempo se altere.

¿Esto aplica a los humanos?  Según los investigadores dicen que sí, porque a pesar de que los ratones no expresan lo que sienten, se puede analizar la capacidad de los enamorados que al tener su cerebro inundado de dopamina, permanecen despiertos toda la noche hablando, sin notar el paso del tiempo.

Fuente: SDPNoticias.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: