fbpx

Hombre muere de un infarto; policía se niega a dar auxilio

Foto Telemar

Un hombre murió esta mañana ante dos miradas, la primera fue de impotencia de los ciudadanos quienes por más esfuerzos que hicieron no pudieron salvarle la vida, y la segunda ante la indiferencia de Policía y Rescatistas quienes no quisieron ayudarlo.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 8:30 de la mañana sobre la calle 10 del Centro Histórico, Luis Uc Ordóñez llegó como cada día a laborar en la tienda Elektra cuando empezó a sentirse mal. Según los testigos, el señor decía que le hacía falta aire por lo que, ciudadanos quienes habían acudido a la tienda, optaron por acostarlo en el piso.

Una unidad de la Policía Estatal Preventiva llegó al lugar. Los ciudadanos, preocupados por el delicado estado de salud del hombre, suplicaron a los elementos que lo trasladaran al hospital más cercano recibiendo una negativa por respuesta alegando que no les correspondía, y solo llamaron a una ambulancia la cual llegó 30 minutos después.

De la ambulancia descendieron rescatistas quienes tampoco movieron un dedo por ayudar al señor que agonizaba, quien por casi media hora, luchó por mantenerse con vida sin recibir los primeros auxilios. Como era de esperarse, Luis Uc Ordoñez falleció pasadas las 9 de la mañana, al interior de su lugar de trabajo.

Al cuestionarle a los elementos policiacos su actuar, esto fue lo que contestaron.

El cuerpo inerte permaneció en la tienda por varios minutos más. Elementos de la Policía Estatal Preventiva acordonaron gran parte de la calle 10 mientras la cantidad de curiosos alrededor de la tienda y en los balcones crecía.

Los policías, en donde sí no mostraron indiferencia, fue en sacar a la gente, la misma que socorrió al necesitado.

Casi una hora después, la unidad del Servicio Médico Forense arribó para llevarse el cuerpo, mientras que los familiares del occiso lloraban su pérdida; muerte que a su parecer y la de quienes fueron testigos de todo desde un inicio, pudo ser evitada con el actuar rápido y eficiente de la Policía y de la Cruz Roja.

Irónicamente, a unos metros de donde Luis Uc Ordoñez murió, la Delegación completa de la Cruz Roja, incluido el Delegado Alejandro Azar Pérez, se encontraban desayunando con motivo del inicio de la colecta nacional 2015, dinero que dona la ciudadanía para salvar vidas.

Compartelo:

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: