fbpx

Dictan prisión preventiva a historiador ruso que mató y descuartizó a su exalumna

En Rusia, un tribunal de San Petersburgo dictó este lunes prisión preventiva para el reconocido historiador ruso Oleg Sokolov, quien al parecer el pasado 7 de noviembre mató y descuartizó a una ex alumna con la que mantenía una relación sentimental y que hoy se “arrepintió profundamente” de su acto.

Sokolov, de 63 años de edad, profesor de la Universidad Estatal de San Petersburgo y quien fue condecorado con la Legión de Honor de Francia, culpó no obstante ante la juez a su pareja, Anastasia Yéschenko, de 24 años, de lo ocurrido el pasado 7 en el apartamento que ambos compartían.

“Nos queríamos mucho (…). Estuvimos juntos durante cinco años”, señaló Oleg Sokolov, quien dijo haber presentado a la joven a sus amigos como su novia y relató que ambos planeaban casarse.

“Esta chica me pareció un maravilloso ideal (pero) se convirtió en un monstruo”, sostuvo Sokolov, quien relató que . Yéschenko estaba celosa de sus dos hijas.

Ella “estaba muy agresiva”, añadió entre lágrimas, y aseveró que durante la discusión durante la cual la mató, “todos perdimos el control“.

“No entiendo cómo sucedió. Nunca me había pasado. Ella me atacó con un cuchillo”, dijo Sokolov.

“Me arrepiento profundamente de lo ocurrido y creo que la petición (de que quede detenido) es justa. Estoy profundamente sorprendido por lo que pasó”, añadió.

Yéschenko se había mudado a San Petersburgo desde Krasnodar (sur de Rusia) para estudiar y en 2016 se graduó con honores en el Instituto de Historia de la Universidad Estatal. Fue alumna de Sokolov y juntos escribieron dos libros sobre Napoleón.

El historiador fue detenido tras ser rescatado el sábado de las aguas del río Móika en el centro de la ciudad con una mochila flotando a su lado, en cuyo interior había dos brazos de una mujer y una pistola.

El plan del profesor era tirar al río por etapas los restos del cuerpo de su pareja y quitarse la vida vestido de Napoleón, una figura histórica a la que había estudiado y admiraba.

Al querer deshacerse de las extremidades de su víctima, el historiador, en estado ebrio, perdió aparentemente el equilibrio y se cayó al agua.

Fue llevado con síntomas de hipotermia al hospital, donde confesó el crimen y tras lo cual el Comité de Investigación abrió un caso penal por asesinato.

En el registro de su casa la policía científica encontró una sierra ensangrentada, cuchillos, un hacha y la cabeza separada del cuerpo de la mujer, una escopeta recortada y abundante munición.

De acuerdo con la agencia Interfax, un transeúnte descubrió hoy restos del cuerpo de una mujer en el río Ekateringofka, a donde llegaron presuntamente por la corriente desde el río Móika.

El crimen ha creado conmoción en Rusia, también porque se supo a través del diario Gazeta.ru que ha habido anteriormente denuncias sobre el trato cuestionable de este profesor con algunas alumnas.

El Kremlin describió hoy el asesinato de Yéschenko de “monstruoso acto de locura“.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: