fbpx

Mueren dos personas por dengue en Jalisco

Los casos de dengue van a la alza y hasta la segunda semana de agosto se registraron mil 204 casos y dos muertes.

De dichos casos, 924 son clásicos y 280 hemorrágicos, además de que se reportaron dos muertes, un hombre de 60 y una mujer de 82 años de Guadalajara y Zapopan.

Lo que preocupa a los especialistas, porque afirman, se está presentando un nuevo serotipo del virus que es más agresivo.

El serotipo 2 del virus del dengue, presente este año en Jalisco, está propiciando que la enfermedad tenga cuadros más graves comparado a años anteriores, afirmó el investigador del Instituto de Patología Infecciosa y Experimental, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), doctor Esteban González Díaz.

El especialista señaló que en los Hospitales Civiles de Guadalajara (HCG) han visto un incremento en el número de casos con dengue hemorrágico o severo en las últimas cuatro semanas.

Explicó que una persona que ya ha sufrido dengue desarrolla cierta inmunidad a la enfermedad, pero si esta misma persona es picada por un mosquito que es portador de otro serotipo, genera la inmunoamplificación, es decir, que los síntomas se presentan con más agresividad.

El universitario alertó que las personas con enfermedades metabólicas, sobrepeso u obesidad, diabetes y mujeres embarazadas tienen más riesgo de presentar complicaciones cuando son infectados por el dengue, por lo que exhortó a la población acudir a los servicios médicos si padecen fiebre, dolor de cabeza o detrás de los ojos, o que presenten salpullido.

González Díaz dijo que un cuadro de dengue bien tratado disminuye la mortalidad en uno por ciento. Los enfermos deben recibir tratamiento antiinflamatorio, someterse a un control clínico y laboratorial, además de tener precauciones en casa para evitar el contagio a otras personas.

Recordó que muchas personas prefieren quedarse en casa y no acudir al médico, lo que podría traerles complicaciones como deshidratación, que puede generar una baja en las plaquetas en la sangre; así como inflamación del cuerpo, que puede complicar el funcionamiento de otros órganos vitales que podrían afectar a los enfermos renales, las personas con cardiopatías o diabetes, entre otros.

Fuente: Publímetro  

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: