fbpx

Diputados avalan revocación de mandato y consulta popular

 

Con 328 votos la Cámara de Diputados aprobó en lo general reformas constitucionales en materia de consulta popular y revocación de mandato, con la advertencia de la oposición de que éstas abrirán la puerta a la reelección y volverán a generar el “efecto López Obrador” en las elecciones intermedias de 2021 es decir, habrá votación en cascada en pro de Morena.

El dictamen presentado fue aprobado por Morena y sus aliados pero con 153 votos en contra y 2 abstenciones, sin atender una docena de propuestas de cambio planteadas por PAN, PRI, PRD, Movimiento Ciudadano, quienes por ello desplegaron diferentes formas de protesta: pancartas con la figura de Francisco I. Madero y su lema “sufragio efectivo, no reelección”, mantas y carteles con la leyenda “revocación de mandato, prerrogativa ciudadana, no de gobernantes”.

En estos momentos iniciará la discusión en lo particular, pues existen al menos 44 reservas presentadas por los grupos parlamentarios.

Conforme a lo aprobado, la consulta de revocación de mandato será simultánea a las elecciones intermedias para renovar a la Cámara de Diputados, por lo que sólo porque el presidente Andrés Manuel López Obrador llame a votar, “cargará” a los candidatos de Morena y les dará votos, alertaron PAN, PRD, PRI y Movimiento Ciudadano.

La consulta de revocación de mandato podrá ser convocada por el presidente –único país del mundo en que el Ejecutivo podrá hacerlo, alerto la oposición-, 33 % de alguna de las cámaras del Congreso, o 3 % de los ciudadanos en Lista Nominal de Electores (LNE), es decir, más de 2.7 millones de electores–.

Además el resultado será vinculante si participan en el proceso revocatorio 34% de la LNE, es decir 34.8 millones de electores. Aunque el porcentaje para que sea vinculante este ejercicio Morena propone reducirlo a 25 % y será parte de la discusión en lo particular.

Por ello la diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, advirtió que el nuevo lema del presidente López Obrador es “el pueblo pone y el pueblo quita pero mientras el presidente quiera” , pues será más fácil crear un nuevo partido o ser candidato independiente a la presidencia, (para lo que se requieren cerca de 300 mil y un millón de firmas, respectivamente) que convocar a un proceso de revocación.

Además, dado que el nuevo artículo 83 de la Constitución establece que el proceso de revocación de mandato del presidente “tiene como objeto que la ciudadanía decida la permanencia del titular del Poder Ejecutivo”, eso revela el intento de reelección, acusaron los priistas María Alemán Muñoz, Héctor Yunes y Enrique Ochoa Reza los panista Marcos Aguilar Vega y Raúl Gracia Guzmán.

“Se propuso la revocación de mandato en Venezuela y eso abrió la puerta a la ambición de Hugo Chávez para perpetuarse en el poder. Lo mismo ocurrió con Evo Morales en Bolivia o con Ortega en Nicaragua. Hoy, desde esta Tribuna, el PAN advierte los riesgos” advirtió Aguilar Vega.

La priísta Alemán Muñoz destaco que el protagonista de la revocación es el ciudadano por lo que no hay motivo para que el presidente convoque a la consulta de revocación.

Sobre la campaña que podrá hacer el presidente López Obrador a favor de Morena, Ricardo Villareal García alertó que lo que quiere Morena es “que papá López Obrador los cargue como los cargaron en 2018”.

Por el PRD, la diputada Norma Azucena Rodríguez cuestionó que la revocación de mandato propuesta más bien es para favorecer “la egolatría personal” pues no debe ser sometido a ese procedimiento quien goza de popularidad, eso sería una “tautología política” y “un derroche de recursos públicos”.

La perredista alertó que la revocación de mandato propuesta es una “nueva forma de intervención presidencial en los procesos electorales” pues insistir en que sea junto con elección de diputados y antes de la mitad del periodo constitucional “tiene trazas de una trampa para garantizar que AMLO aparezca en la boleta del 2021”

Planteó que la revocación de mandato se justifique, y sólo sea precedente por evidencias de mal gobierno, lo cual es medible por encuestas, y se realice después del segundo periodo gubernamental y fuera de las elecciones intermedias de diputados federales y locales, en el caso de revocación de gobernador.

CONSULTA POPULAR

Sobre la consulta popular se propone reducir el umbral de 3 a 1 % el número de ciudadanos en Lista Nominal de Electores (LNE) (891 mil 250 firmas) que podrán solicitar la consulta popular y su resultado vinculatorio si participan 34% de LNE (34.8 millones de ciudadanos). También se prevé reducir el umbral a 25 % para que sean vinculatorios su resultados.

Pero se deja abierta la fecha de realización de las consultas, para que puedan ser cuando se convoquen y no como antes, en que forzosamente era en día de elección federal. El INE se hará cargo de la organización, desarrollo y cómputos parciales, pero la Sala Superior del TEPJF emitirá los resultados finales y declaratoria de validez. De revocarse el mandato al presidente eso tendrá efectos al día siguiente.

Además el INE podrá hacerse cargo –mediante convenio- de las consultas populares y de revocación de mandato en el ámbito de las entidades federativas y éste último proceso será al mismo tiempo que las elecciones intermedias locales.

Fuente: El universal

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: