Joven muere poco después de que paramédicos le dijeran que “fingía su malestar”

En Inglaterra, una mujer de 22 años llamada Beatrice Lovane sufría una condición hepática sin diagnosticar y solo tomaba un fármaco recetado por su médico de cabecera para calmar los dolores estomacales que le provocaba su desconocida condición.

La madre de Beatrice, Maria Lovane, notó que su hija se sintió muy mal al tomar la dosis indicada por su médico y de repente colapsó, la reacción alérgica provocada por el fármaco hizo que vomitara y se desplomara al suelo cayendo sobre su propio vómito y fluidos sanguíneos. Cuando los paramédicos llegaron al lugar, Beatrice seguía inconsciente y, de hecho, sus ojos estaban en blanco.

Ante la insistencia de la madre de llevar a su hija a un hospital lo más pronto posible, uno de los paramédicos le comentó que “su hija estaba fingiendo la situación”.

A pesar de que a Beatrice le costaba respirar, los paramédicos le decían que dejara de fingir su crisis y que “parara de humillarse a sí misma”. Maria no podía creer lo que estaba escuchando.

Lo ideal es que buscaran una silla de ruedas para trasladar a Beatrice hasta la ambulancia, pero los paramédicos se negaron y la obligaron a caminar; sin embargo, la chica no lograba reaccionar y prácticamente la arrastraron por las escaleras.

Minutos después, llegaron varios agentes de la policía local y Maria habló con ellos sobre la situación, en ese momento los paramédicos aprovecharon para irse sin ella.

Desafortunadamente, cuando Beatrice Lovane entró en el hospital, después de tres horas de retraso en su traslado, falleció.

Fuente: Viralistas

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: