fbpx

Amnistía pide justicia para niño maya víctima de detención arbitraria

Las organizaciones de derechos humanos Amnistía Internacional México e Indignación A.C., exigieron hoy justicia para José Adrián, un menor maya arrestado arbitrariamente y torturado en 2016. Acusan que más de dos años después del hecho aún no hay culpables detenidos, a pesar que el caso ya fue documentado en el informe “Falsas Sospechas: detenciones arbitrarias por la policías en México”, publicado el 13 de Julio del 2016.

Ciudad de México, 30 de abril (SinEmbrago).– José Adrián volvía a su casa en la comunidad maya de X‐Can, al oriente del estado de Yucatán, después de un día de escuela. Minutos antes se había suscitado una riña entre jóvenes donde una patrulla resultó apedreada. Y aunque el menor no tuvo nada que ver en la gresca, él fue el único detenido.

Su detención fue arbitraria. El menor de sólo 14 años fue golpeado por elementos policiacos. Le pisaron la cabeza. Le lesionaron el cuello y lo arrojaron contra la patrulla, culpándolo de los daños contra el vehículo el pasado 25 de febrero de 2016.

José Adrián tiene una discapacidad que le impide escuchar bien.

Cuando Adrián fue arrestado ni siquiera le explicaron qué estaba pasando ni por qué lo detenían. Tampoco llamaron inmediatamente a su familia. “En cambio –denunció Amnistía Internacional–, los policías municipales le quitaron los zapatos, la camisa y lo esposaron”.

“Aunque vecinos presenciaron la agresión en contra del menor que sufre una discapacidad que le impide escuchar adecuadamente, y pese a los esfuerzos de su hermano por llegar antes de que José Adrián fuera inmiscuido en la riña de la que ya sabía, no pudo llegar a tiempo y Adrián fue trasladado a la población de Chemax”, agregó la organización, que ha lanzado la campaña #JusticiaParaJoséAdrián.

Al llegar a las celdas de la comisaría de la cercana localidad, el menor fue colgado por las esposas en la parte alta de una pared, fue golpeado y amenazado con el propósito de que con la tortura se terminara incriminando. Fue hasta horas después que los padres del niño llegaron a Chemax, ahí les dijeron que para soltarlo tenía que pagar una multa de 700 pesos, ademas de los daños ocasionados a la patrona que ascendías a los 2 mil 500, como parte de un acuerdo al que se vieron obligados a firmar.

“La familia de escasos recursos de José Adrián apenas pudo juntar el dinero de multa, y los daños a la patrulla fueron pagados a plazos como se acordó, pues también los amenazaron con encarcelarlo de no cumplir”, dijeron las organizaciones de derechos humanos Amnistía Internacional México e Indignación A.C. Se unieron a la denuncia del caso del niño maya arbitrariamente arrestado.

Explicaron que a pesar de la extrema gravedad de los hechos y de la denuncia ante la Fiscalía General del Estado de Yucatán, a más de dos años no hay avances en la investigación y los policías municipales responsables no han enfrentado a la justicia.

“Yo quiero que se haga justicia. Denuncio porque si no les van a hacer daño a otros niños cómo a él le hicieron daño”, señaló Adelaida, la madre de José Adrián.

Con la campaña #JusticiaParaJoséAdrián, las organizaciones llaman al Gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, y a la Fiscalía del Estado para que “garanticen la verdad, justicia y reparación integral de José Adrián y su familia”.

A través de un comunicado, Amnistía Internacional México señala que el caso ya fue documentado en el informe “Falsas Sospechas: detenciones arbitrarias por la policías en México”, publicado el 13 de Julio del 2016.

Fuente: Sin Embargo

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: