Pasar hambre sí provoca que las personas se enojen

El hambre afecta el estado anímico de las personas por el descenso de glucosa en la sangre.

Pasar hambre sí afecta el estado de ánimo, no son alucinaciones tuyas sentirte irritable cuando no has comido.

Este estado anímico se debe a que descienden los niveles de glucosa en la sangre, lo que genera que se active la producción de dos hormonas relacionadas con el estrés: el cortisol y la adrenalina.

El cortisol es una hormona que se origina en la glándula suprarrenal y su función principal es aumentar el nivel de azúcar en sangre facilitando la síntesis de glucógeno en el hígado y contrarrestando a la insulina. Además de que contribuye a elevar el nivel de la presión arterial.

Sin embargo, el cortisol en dosis elevadas genera irritabilidad, por eso también es conocida como la hormona del estrés.

La segunda hormona, llamada adrenalina se activa cuando los niveles de azúcar bajan; ésta activa el sistema nervioso e incrementa nuestra capacidad de reacción. Además  genera neuropéptidos, los cuales son responsables de nuestra sensación de hambre y del deseo de alimentarnos.

Estas dos hormonas están en el organismo para que la persona se active y busque comida. Es probable que funciones en un mecanismo similar al que hacen los animales al momento de cazar, pero tiene un probado efecto secundario: incrementa nuestra agresividad y nos hace más susceptibles a reaccionar negativamente a los estímulos.

Ahora que sabes lo que sucede con tu organismo cuando tienes hambre será mejor que al primer síntoma de que necesitas alimentarte lo hagas y así evites pasar un mal rato a las personas que se encuentran a tu alrededor.

 

Fuente: MTEM.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: