Niña deja de correr para bailar su canción favorita

Y es que cuando tu canción suena, lo dejas todo para cantarla y bailarla.

Illy, la protagonista de esta historia, es la hija del jugador profesional de baseball Logan Morrison, que juega en el Tampa Bay Rays. En este club deportivo es tradición que, después de los partidos, se invite a los niños a correr por el todo el diamante, y pasar por todas las bases. Por supuesto, Illy participó en el evento, bajo la atenta mirada de su padre.

Pero cuando ya estaba cerca de terminar el recorrido escuchó una canción que le gustaba, dejó de correr, aburrida de tanta carrera, y se puso a bailar. Y es que cuando tu canción suena, lo dejas todo para cantarla y bailarla.

Hizo caso omiso a los comentarios de su padre, que le animaba a terminar la carrera. Solo quería bailar. En esto, llegó una de sus amigas, se paró junto a ella y la convenció de que terminaran el recorrido. Así, juntas de la mano, Illy llegó al final. Eso sí, no antes sin haber movido el esqueleto como a ella le gusta: bailando.

 

Fuente: Excélsior.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: