Albañiles y vecinos estuvieron a punto de agarrarse a golpes por una obra

Albañiles y vecinos estuvieron a punto de agarrarse a golpes en Calkiní. Y es que los albañiles paralizaron desde hace 4 días la construcción de la cancha del barrio de Guadalupe en protesta porque quieren más trabajo; pero los mismos vecinos optaron por continuar con la obra para que no se atrase.

Sin embargo los alarifes enfrentaron a los vecinos y el disturbio se salió  de control a tal grado que tuvo que intervenir la fuerza pública para calmar los ánimos, mientras que el jardín de niños que se ubica a un costado tuvo que retirar al alumnado.

Loading Facebook Comments ...
error: