Lo que pasó cuando esta chica trató de quitarse un tatuaje

Pasuda Reaw es una joven que decidió quitarse el tatuaje de flores que tenía en el pecho. Lo hizo con Rejuvi, un famoso método que no requiere láser.

El Rejuvi es una sustancia que se inyecta bajo el tatuaje, de manera que sus pigmentos se adhieren a ella. Si funciona correctamente, la piel se seca y cae con todo y el tatuaje, proceso que tarda hasta dos meses.

Aunque en el caso de Pasuda el tatuaje sí se cayó, en su lugar dejó una dolorosa herida:

La joven compartió lo que pasó progresivamente después de su uso.

 

Y, al final, terminó con una cicatriz queloide:

Pasuda está en espera de una operación médica para remover la cicatriz y, mientras tanto, recomienda a quienes buscan retirarse un tatuaje NO usar Rejuvi para hacerlo.

 

Fuente: ActitudFem.

Loading Facebook Comments ...
error: