Facebook: madre que enseña a su hijo a no compartir es viral

El post en Facebook ha sido compartido por más de 200 mil personas que han generado un debate sobre si esto está bien o no.

La escena se repite a diario en cualquier parque, guardería o lugar donde se reúnan varios niños. Un pequeño muestra su interés en los juguetes de otro y de manera casi automática, una voz advierte: “¡hay que compartir!”. Prácticamente todos los padres tratan de transmitir a sus hijos la importancia de la generosidad, aunque a menudo prediquen más con la palabra que a través del ejemplo. Entre las excepciones a esta regla universal está una madre que ha tenido el valor de declararlo en Facebook, en un mensaje que no ha tardado en hacerse viral.
Su nombre es Alanya Kolberg y lo tiene muy claro: “no exigiré a mi hijo que comparta con el tuyo”. Ese es el sugerente título que dio a un post colgado en su perfil personal de Facebook el pasado 19 de abril. Una publicación que ha dado la vuelta al mundo en cuatro días, tras recibir más de 220.000 ‘me gusta’ y ser compartido por más de 200.000 usuarios. La opinión de esta madre, quizá políticamente incorrecta, ha servido para iniciar un interesante debate entre padres y madres: ¿debemos enseñar a nuestros hijos a compartir contra su voluntad?

Esta es la traducción del controvertido mensaje de Alanya Kolberg:
“En cuanto llegamos al parque, Carson fue abordado por al menos seis niños que exigían que compartiese su Transformer, su figura de Minecraft y su camión. Estaba visiblemente agobiado y apretaba los juguetes contra su pecho, mientras los niños intentaban cogerlos. Me miró. “Puedes decir que no, Carson”, dije, “sólo di que no. No tienes que decir nada más”. Por supuesto, tan pronto como dijo ‘no’, los niños vinieron a recriminarme que él no quería compartir. “No tiene por qué compartir con ustedes. Ha dicho que no. Si quisiera compartir, lo haría”.
“Esto provocó algunas miradas incómodas de otros padres. El caso es el siguiente: si yo, una adulta, llego al parque comiendo un sándwich… ¿debo compartirlo con extraños? ¡No! ¿Algún adulto educado intentaría coger mi sándwich y se enfadaría si no se lo permitiese? De nuevo, no. Así que en realidad, mientras me estás mirando de esa forma, probablemente pensando que mi hijo y yo somos desagradables, ¿quién está demostrando pocos modales? ¿La persona que no quiere entregar sus juguetes a seis extraños, o los seis desconocidos que exigen coger algo que no les pertenece, incluso cuando el dueño está obviamente incómodo?”.
“El objetivo es enseñar a nuestros hijos a actuar como adultos. Aunque conozco algunos adultos que claramente no aprendieron a compartir siendo niños, conozco muchos más que no saben decir que no, ni establecer límites, ni cuidar de sí mismos. Me incluyo. En cualquier caso, Carson sólo llevaba sus juguetes para compartirlos con la hija de mi amiga, con quien habíamos quedado en el parque. No quería compartirlos con los otros niños porque le hacía ilusión darle una sorpresa a ella”.
“Así que la próxima vez que tu pequeño acuda a ti enfadado porque otro niño no quiera compartir, por favor recuerda que no vivimos en un mundo donde sea obligatorio ceder todo lo que tienes a cualquiera sólo porque te lo pida. No voy a enseñar a mi hijo que esto funciona de ese modo”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: