fbpx

Feligreses acusan a nuevo rector de San José Obrero de mantener prácticamente secuestrado a religioso salvatoriano

El obispo José Francisco González González, intenta robarse las reliquias de Juan Pablo Segundo que reposan en la Capilla de San José Obrero.

Pero ese no es el único exceso que incrimina al jerarca católico de Campeche.

Resulta que el nuevo rector de San José Obrero, Marcos Rubén Cohuó Muñoz, tiene secuestrado al ministro salvatoriano Jacobo, el último sacerdote de la congregación polaca que continúa en Campeche.

El nuevo párroco le niega salir del convento al padre Jacobo, quien lo ha dejado encerrado y sin comer.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: