Las coronas más impresionantes de la Reina Isabel II

La colección de joyas de la Casa Real Británica es una de las más costosas del mundo.

reinaisabelii

La Reina Elizabeth II es una de las mujeres más influyentes en el mundo. Es la monarca actual de Ingltarerra y, con ello, también de 17 territorios que incluyen a algunos de Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Barbados.

Es una de las únicas personas que cuenta con un cajero automático en el interior de su casa, el Palacio de Buckingham.

Y claro que tiene joyas, por montones, de hecho, la colección de joyas reales es una de las más valiosas en el mundo. Más allá de eso, la Reina cuenta con algunas piezas que son realmente impresionantes por su valor o por la cantidad de piedras preciosas que tienen.

Corona San Eduardo

Fue elaborada en 1540 para la coronación de James V y tuvo una restauración en 1661 para la coronación de Carlos II. Sólo se usa en los casos de la coronación de un nuevo monarca y según la historia, se realizó especialmente tomando como referencia la corona de Eduardo el Confesor, quien regaló un gran zafiro a un mendigo en la Abadía de Westminster y después se convirtió en santo. Una de sus características más especiales es que cuenta, justamente con un zafiro gigante en el centro que recuerda la acción de Eduardo el Confesor.

Corona-San-EduardoI-240x300

Corona  de Estado

Se utiliza en todos los eventos de Estado presididos por el monarca en turno. No es posible cuantificar su valor y es considerada una de las piezas de joyería más impresionantes del mundo. En su elaboración se utilizó un famoso rubí gigante de Eduardo el Confesor, 3 mil gemas y piedras preciosas. Se comenzó a usar para la coronación de la Reina Victoria como la corona oficial del Imperio británico.

Corona-de-Estado-262x300

Tiara de Estado

Cuenta con mil 333 diamantes y está elaborada con cuatro cruces con incrustaciones de estas piedras así como 188 perlas. Su elaboración data de 1820.

tiara-de-estado-300x199

Scroll Tiara

También llamada tiara Cartier, fue elaborada por la casa joyera en 1936 para la madre de la reina Isabel. Después, ella se la dio como un regalo a la reina cuando cumplió 18 años. Desde entonces ha permanecido en la familia hasta que tuvo una espectacular aparición en la boda de Kate Middleton cuando fue parte del atuendo de la duquesa de Cambridge y se convirtió en la tiara más buscada del mundo.

scroll-tiara-300x150

 

Fuente: HOLA!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: