El perro traía un bebé muerto, se lo llevó a su dueño

La policía está en la búsqueda de la madre que pudo haber abandonado a su bebé en la basura.

perro1

En un barrio de provincia conocido como San Lorenzo, en la Ciudad de Santa Fé en Argentina, un perro llegó a la casa de su dueño con lo que él creyó era un muñeco, pero las cosas estaban mucho peor, pues se trataba de una bebé recién nacida, la cual ya había fallecido.

Los perros en el mencionado barrio acostumbran a acudir al basurero en búsqueda de restos de comida para alimentarse, en la mañana, como todos los días y con un frío que no se quitaba aunque el sal ya había salido, Jorge abrió el portón de su casa para que su perro saliera.

bebe

Al regresar, el perro, de la raza labrador, trotaba con algo entre sus dientes, Jorge lo vio y no le tomó importancia, creyó que se trataba de un muñeco y salió de su casa. Cuando volvió una vecina aterrorizada, al acercarse al que parecía un muñeco descubrió que se trataba de una bebé desnuda y ya sin vida.

Luego del descubrimiento, él habló de inmediato al teléfono de emergencias y puso al tanto a las autoridades para que acudieran al lugar.

La bebé había sido sacada evidentemente del basurero y según las estimaciones tendría entre 3 y 7 meses de nacida.

De acuerdo con las primeras deducciones se tiene a alguien como probable responsable pero aún no es nada oficial. Se trata de una mujer quien se internó en un hospital de la zona por un aborto incompleto, sin embargo, el cuerpo de la bebé no corresponde al de un aborto, pero se podría creer que se tratará de un parto normal y que sea ella la madre, quien a su vez se deshizo del cuerpo después.

En los hechos existe también otra incógnita: la causa real del receso. Por un lado, Si la muerte se produjo por causas naturales se investiga una muerte y, en todo caso, la actitud de los allegados a la bebé muerta con su cadáver. Si por el contrario, murió de manera traumática se estaría frente a un crimen ante el cual hay que encontrar al homicida. Luego se analizarán agravantes y atenuantes.

Fuente: El Debate.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: