Dejó que un traficante de drogas violara a su hija de 11 años para conseguir heroína

Además de destrozar la salud de los que la consumen, la heroína puede sacar lo más bajo y lo peor de cada uno. Así queda demostrado con el caso de April Corcoran, una madre de Ohio (Estados Unidos) ha sido condenada a 51 años de cárcel por un crimen execrable.

En 2014, Corcoran permitió que la persona que le suministraba drogas abusara sexualmente de su propia hija a cambio de unas papelinas. Entre los meses de febrero y junio de ese año, la mujer llegó a un acuerdo con el delincuente para que le regalara heroína. A cambio, ella tenía que llevar a su hija de 11 años a su casa para que ésta la violara.

deja violar

Los detalles que se han conocido durante el juicio son repulsivos. El camello le pedía a la madre que vistiera a la niña como si tuviera menos años “porque le gustaban más jóvenes”, según se puede leer en este artículo publicado en el Washington Post. El violador grababa en vídeo sus encuentros y se sospecha que ha podido comercializar las imágenes.

Por si esto fuera poco, Corcoran daba heroína a su propia hija después de los encuentros sexuales, a modo de ‘premio’.“Eres una buena chica, has hecho lo correcto”, le decía mientras le inyectaba la droga.

El violador y traficante de drogas, un hombre llamado Shandell Willingham se encuentra actualmente en prisión preventiva y está a la espera de juicio por violación, imposición sexual,  trata de personas.y tráfico de estupefacientes.

“El peor caso que he visto en mi vida”. Así ha valorado el juez que ha enviado a prisión a April Corcoran. Según el medio Cincinnati Inquirer, para el magistrado lo peor fue la falta de remordimiento y de culpa que mostró la mujer en el estrado.

La niña, que actualmente tiene 13 años, está recibiendo tratamiento psicológico y se encuentra completamente alejada de su madre.

Vía: Yahoo!

Loading Facebook Comments ...
error: