Jóvenes campechanos crean una Ecosembradora que cuida la salud de los campesinos y no daña el ambiente

Joel Hernández Lázaro, Simón Pedro Hernández Zavala, Marcelo Pérez Salvador, Denis Sosa Cabrera y Rogelio Osvaldo Carrillo León son los alumnos de la Universidad Tecnológica de Campeche (Utcam), creadores de la Ecosembradora, llamada así por ser capaz de eliminar el uso del tractor que produce hasta 44.2 kilogramos de dióxido de carbono (CO2) cada hora.

ecosembradora

Cinco jóvenes mexicanos desarrollaron el prototipo de una sembradora de maíz que utiliza paneles solares como parte de la fuente de energía y además puede ser operada desde un dispositivo móvil conectado por bluetooth, lo cual evita que los campesinos pasen horas bajo el sol y presenten problemas en la piel, por ejemplo.

Esta es la segunda fase del prototipo, inicialmente no sembraba, únicamente fungía como podadora. “En vista de las necesidades que había pensamos en crear una sembradora, se quitó la parte del podado y se empezó a trabajar en la sembradora”, dijo el ingeniero Felipe de Jesús Cabrera Armas, asesor de los estudiantes que participan en el desarrollo del proyecto.

Joel Hernández Lázaro, Simón Pedro Hernández Zavala, Marcelo Pérez Salvador, Denis Sosa Cabrera y Rogelio Osvaldo Carrillo León, son los alumnos de la Universidad Tecnológica de Campeche (UTCAM), creadores de la Ecosembradora llamada así por ser capaz de eliminar el uso del tractor que produce hasta 44.2 kilogramos de dióxido de carbono (CO2) cada hora.

Ecosembradora

La sembradora ecológica fue llevada al Concurso Latinoamericano de Proyectos de Cómputo, realizada en la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG). Sin embargo, por requisitos del concurso sólo dos alumnos podían acudir, así que Joel y Marcelo compartieron con sus compañeros la medalla de bronce que lograron obtener.

En entrevista para la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), los diseñadores de la sembradora ecológica comentaron que este proyecto surge como respuesta a varias problemáticas actuales que atañen al sector agropecuario. En su planteamiento inicial observaron que los tractores usados actualmente son contaminantes y, en algunos casos, los agricultores no cuentan con recursos para su adquisición.

“Lo que buscamos con este proyecto es atacar tres problemas: el primero, la contaminación; el segundo es ayudar a la economía de los pequeños agricultores; y la tercera es respecto a la salud, ya que la persona que siembra no pasará tanto tiempo en el sol y así evitará enfermedades en la piel”, agregaron.

La propuesta de la sembradora se basa en la implementación de un prototipo eléctrico, capaz de ser manejado vía inalámbrica mediante un dispositivo móvil con sistema Android. Precisaron que el prototipo cuenta con un panel solar que ayuda a que el tiempo de vida de la batería sea mayor. “La máquina puede funcionar de dos formas: de manera automática y mediante la aplicación diseñada”, comentó Hernández Lázaro.

sembradora

Sembrar desde el celular es una realidad

“Los campesinos se pueden alojar bajo la sombra de un árbol y desde el celular manejar la sembradora, así se evitan problemas de salud porque no se exponen al sol por horas”, comentó el asesor de los jóvenes emprendedores.

La aplicación del sistema Android que diseñaron permite manejar de forma remota la sembradora, “esta le indica al usuario la temperatura y humedad del ambiente, ya que de acuerdo con los valores óptimos para la siembra debe hacerse a 25 grados y con 60 por ciento de humedad, con esta información el usuario puede adaptar el suelo a esas condiciones”. Otra función del software es el manejo a distancia de la sembradora, así el usuario no tendría que estar bajo el sol, sino monitoreando el funcionamiento a una distancia adecuada y bajo la sombra.

El tiempo de trabajo continuo del prototipo es de cuatro horas con pila y una hora más gracias a la celda fotovoltaica, que puede apoyar las seis horas de trabajo que realiza un tractor. Indicaron que la sembradora ecológica a escala real tendrá medidas de 1.2 metros de ancho y 2 metros de largo con un peso de 300 kilogramos. Señalaron que “esta tecnología es más barata que los tractores; un tractor comercial cuesta aproximadamente un millón de pesos y hay que comprar la máquina de sembrado. La máquina que nosotros proponemos costará 300 mil pesos, además que la base de oruga le permite desplazarse por cualquier tipo de suelo y alcanza pendientes de hasta 25 grados”.

Aunque por el momento el prototipo ha sido utilizado únicamente para sembrar maíz, Cabrera aclaró que la máquina puede ser programada para trabajar con otros tipos de semillas, solo debe considerarse cuánto pesa y mide cada grano, y cada qué distancia la Ecosembradora debe botar una o varias semillas, dependiendo de los requerimientos.

Actualmente, los alumnos, con apoyo del profesor, trabajan en el diseño a gran escala y buscan recursos para que la Ecosembradora pueda llegar a los campos mexicanos, ante el alto costo que tienen los tractores, así como el efecto de su uso en el ambiente.

Cifras de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, a 2012 en el país existían sólo 238 mil 830 tractores en servicio y el 54 por ciento de las ya había rebasado su vida útil, de aproximadamente 15 años.

Fuente: Sin Embargo

Loading Facebook Comments ...
error: