Tiernos hipopótamos comen sandias como si fueran bocadillos

Gracias a las caricaturas, los hipopótamos tienen una buena reputación, de menos muchos podrán relacionarlos con personajes amigables, divertidos y hasta coquetos. Sin embargo, la realidad es muy diferente. Los hipopótamos son animales con un fuerte temperamento y una masa muscular que puede ir, dependiendo de la especie, desde los 300 Kg hasta las tres toneladas. Digamos pues que, por más delicados que sean, no te gustaría hacer enojar a uno de estos enormes animales.

Un video del Nagasaki BioPark muestra el momento en que uno de sus empleados alimenta a un par de hipopótamos. El resultado es sorprendente, ya que el joven nipón toma una sandía completa, la deposita en el hocico del animal, y este, como si se tratara de un bocadillo, despedaza la fruta con un simple apretón de muelas.

Los hipopótamos son unos mamíferos grandes, de piernas cortas y rechonchas, con cuerpos en forma de barril. Tienen una enorme cabeza, una amplia mandíbula y grandes fosas nasales. Son, en definitiva, unos animales dignos de admiración.

Pues bien, lo terso de su apariencia no concuerda con su ferozidad, ya que en el video se aprecia con claridad no sólo la capacidad destructiva de los hipopótamos sino la proporción de su mandíbula, que comparada con el muchacho que les de de comer, a uno no le cuesta imaginar que también le podría servir de tentempié.

Los visitantes del zoológico de Nagasaki observan divertidos este espectáculo salvaje, en el que una tras otra, las sandías son reducidas a pedazos.

Fuente: SD

Loading Facebook Comments ...
error: