Hay 400 mil niños errantes; CONAFE les lleva educación

conafe

Cada año, a finales de noviembre, empujados por la miseria, cientos de niños originarios de Oaxaca, Veracruz, Guerrero y Chiapas se ven obligados a migrar junto con sus familias hasta esta localidad enclavada en el municipio michoacano de Tacámbaro, en donde sus padres se emplean en el corte de caña, para ganarse siquiera mil 300 pesos por semana.

En México cerca de 400 mil niños entre seis y 14 años viven como errantes: seis meses en su casa y otros seis en campamentos de migrantes. Pasan su infancia en cultivos de melón, café, tomate, o caña, en lugar de en un aula.

Según datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la asistencia de los niños agrícolas a la escuela es menor a diez por ciento.

Pero este año, aquí en Chupio, la entrada a la región de Tierra Caliente, la historia se escribió diferente para un grupo de niños oaxaqueños migrantes.

Rosaura, originaria de Santa María Xadani, Oaxaca, que hasta noviembre sólo hablaba zapoteco, regresará a casa en mayo diciendo los números en español, nombres de animales como hormiga, gusano, araña o armadillo y otras palabras como gracias.

Será posible porque por primera vez en los 11 años que sus papás llevan migrando, terminaron en un albergue en el que ella y su hermanito Rubiel de 9 años pudieron ir a la escuela.

FUENTE: EXCÉLSIOR

Loading Facebook Comments ...
error: