fbpx

Linchan a un chef tras confundirlo con un ladrón; suplicaba clemencia

Suplicaba clemencia: “¡Paren! Ya no más… por favor”. Nadie escuchó. Siguió la ola de golpes, hasta que se cansaron. Roberto  Josué Fuentes Bernal estaba en el suelo, con la mirada pérdida. Su respiración era agitada.

Patadas, puñetazos, jalones… lo molieron a golpes sin piedad. Era un ladrón, pero la justicia fue ciega. Los supuestos jueces enardecidos por el sentimiento de venganza más que de justicia estaban cometiendo un homicidio.

Minutos antes Roberto  Josué Fuentes Bernal había acudió al auxilio de una persona que estaba en el suelo tras ser asaltada sobre avenida Francisco de Miranda, a la altura de Los Ruices, cerca de la estación del Metro Los Cortijos, en Venezuela.

Estaba ayudando –lo que nadie hizo por él cuando suplicó que ya no lo golpearan más–, a una víctima de asalto, cuando de pronto llegaron los golpes secos a la cabeza, para derribarlo y una ves en el suelo, golpearlo sin piedad.

«Un ladrón más que cae», decía uno de los testigos, que disfrutaba grabando lo que para él era un acto de justicia en una Venezuela sin ley.

Sí, ahí, en el suelo estaba el victimario derrotado, supusieron, pero no era suficiente la golpiza, había dar un escarmiento aún mayor… ¡Quemarlo!

Una persona le roció combustible, mientras otro se acercó con un encendedor… “Lo quemaron. Era un chef apasionado”, dice Nuvia Figuera de Bernal, cuñada de la víctima.

Sujetos despiadados lo rociaron de combustible y le prendieron fuego, le rompieron la cabeza a golpes y nadie lo ayudó”, agregó.

En el video difundido se muestra cuando Roberto fue quemado y una señora que estaba en  su puesto de periódicos lo apagó con agua. Además, el sujeto que le roció el combustible se puede identificar.

FUENTE: RPP NOTICIAS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: