¿Cuándo se fortalecerá el peso?

peso-divisas

CIUDAD DE MÉXICO.- El peso mexicano tenderá a fortalecerse en la medida en que el entorno financiero global se tranquilice, puesto que se considera que “en los niveles actuales, por arriba de los 18 pesos por dólar, el peso se encuentra considerablemente subvaluado”, afirmó Mario Correa, director de Estudios Económicos de Scotiabank.

Pero, por el momento, el desempeño de la paridad cambiaria continuará siendo sensible a los cambios en la percepción de riesgo global y al grado de inquietud y tensión que prevalezca en los mercados mundiales, advirtió.

Destacó que “la posibilidad de que la Comisión de Cambios pueda intervenir en cualquier momento, sin previo aviso y por un monto indeterminado contribuirá a limitar considerablemente el componente especulativo de las fluctuaciones de nuestro tipo de cambio”.

Correa agregó que las recientes medidas adoptadas por las autoridades económicas de México para afianzar las finanzas del país, contribuirán a ensanchar positivamente las diferencias de nuestra economía respecto a muchos otros mercados emergentes.

El economista detalló que si bien ya se anticipaba un ajuste al gasto público, ante la persistente turbulencia en los mercados globales, el incremento en la tasa de referencia monetaria resultó sorpresivo, y por lo mismo tendrá un mayor efecto.

8085450-New-500-peso-mexican-bill-closeup-showing-Diego-Rivera-the-painter-This-is-the-newest-bill-as-of-201-Stock-Photo

Atentos a EU

Dijo que en las próximas semanas habrá que mantener la atención sobre los indicadores de la economía estadounidense, ya que los repuntes observados en la producción industrial y en la inflación subyacente de enero fortalecen la expectativa de que la Fed continuaría con su proceso de normalización monetaria, y si más datos apuntan en este sentido, podrían generar inquietud en los mercados, que están anticipando un ritmo de incremento en tasas de interés mucho más lento a lo que ha dejado ver la Reserva Federal en los pronósticos de sus miembros.

En México se publicarán varios datos relevantes, destacando el PIB del cuarto trimestre y la inflación de la primera quincena de febrero, que muy probablemente comenzará a mostrar señales más claras del traspaso de la depreciación hacia los precios”, refirió.

De comenzar a observarse un mayor traspaso inflacionario, y de persistir la tensión financiera global, es probable que el Banco de México tenga que seguir ajustando su política monetaria hacia una postura menos laxa, advirtió.

Explicó que tanto el reciente aumento de la tasa de interés de referencia en 50 puntos base, derivado de la depreciación del peso, para acallar expectativas que no estén en línea con la consolidación de la inflación hacia su meta de 3 por ciento, así como la decisión de la Comisión de Cambios de suspender los mecanismos de venta de dólares, dejando abierta la posibilidad de intervenir discrecionalmente en el mercado cambiario, están enfocadas a fortalecer el marco macroeconómico de México ante un entorno global especialmente complejo.

Como consecuencia inmediata, el peso mexicano presentó una apreciación importante de más de 70 centavos respecto a la semana precedente.

Desde nuestro punto de vista, estas medidas resultan adecuadas para afianzar la estabilidad macroeconómica de nuestro país”, destacó el especialista.

FUENTE: www.dineroenimagen.com

Loading Facebook Comments ...
error: