fbpx

Si te disparan bajo el agua, ¿pueden herirte?

El físico Andres Wahl mostró un inusual experimento que solo es visto en películas de ciencia ficción.

Esta vez, el sujeto se ubicó debajo del agua de una piscina junto a una escopeta amarrada a una soga. La finalidad de este proyecto es dejar en claro que la distancia que puede recorrer una bala en este contexto es corta.

En el video, se aprecia a Andreas sosteniendo una cuerda amarrada al gatillo antes
de dispararse. Al momento que efectúa el movimiento para que la escopeta dispare, se visualiza la bala no llega a recorrer un metro.

Esto se debe a las propiedades que posee el agua. La resistencia que tiene impide que el proyectil pueda ir con la rapidez característica, terminando al fondo de la piscina.

Vía: EL UNIVERSAL

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: