En Hecelchakán, abuelito se atraganta con un tamal y muere

Un abuelito de 65 años de edad murió  tras atragantarse con su desayuno en el poblado de Pomuch, Hecelchakán.

Según  la nuera del hombre, su suegro  se encontraba en su hamaca comiendo un tamal cuando ella salió al patio de la vivienda a lavar al regresar, el abuelito ya había muerto.

El cuerpo fue trasladado para los estudios de ley y posteriormente ser entregado a sus familiares para los servicios funcionarios.

La mujer no pudo avisar a los hijos del ancianito sobre su deceso, pues se encuentran trabajando el cultivo de papaya en el monte.

Loading Facebook Comments ...
error: