Camisas de ‘El Chapo’ se venden como pan caliente

ropa.

LOS ÁNGELES (CNN) — No esperes que Joaquín el Chapo Guzmán, el capo de la droga, se quite la camisa para dártela, así que puedes comprarte una igual.

Ahora que el hombre más buscado del mundo está tras las rejas, Barabas Premium Apparel, una empresa estadounidense que fabrica camisas, señala que sus camisas de manga larga están volando. El capo figura en unas fotos y unos videos con dos modelos de dichas camisas.

“En este momento es una locura”, dijo el diseñador Shawn Esteghbal a CNN en Español. “No nos damos abasto y tenemos mucha demanda de todas partes”.

Piensa en ellas como “la camisa más buscada”, disponible en “estampado wild paisley” o “en estampado abstracto”, como señala el sitio de Barabas.

Esteghbal y su hermano Sam, propietarios de la tienda, se encuentran en el centro del universo de la moda desde que Guzmán figuró en unas fotos vestido con la camisa de rayas azul con gris a la que ellos llaman Fantasy. En la foto, el capo estrechaba la mano del actor estadounidense Sean Penn.

Guzmán usó la camisa Crazy Paisley en un inusual video de 17 minutos en el que habla ante las cámaras.

Las camisas son audaces y coloridas, particularmente la que tiene el interior de los puños en color verde y un estampado estilo paisley en azul.

Los hermanos, cuya familia proviene de Irán, quedaron atónitos cuando vieron que el Chapo usaba sus camisas de algodón. También les sorprendió ver que las llamadas “chapocamisas” eran tendencia en las redes sociales.

“Cuando lo vi, pensé: ‘Dios, incluso sé perfectamente qué número de modelo es'”, dijo Shawn Esteghbal.

Cuando el sábado 9 de enero se dio a conocer la noticia de que la revista Rolling Stonehabía obtenido una entrevista y una sesión de fotos exclusiva con Guzmán, los hermanos Esteghbal notaron de inmediato que había usado dos de sus camisas. Penn escribió un artículo para la revista en el que relata su encuentro con el capo y la revista ayudó a producir el video.

“Ya sabíamos porque es lo que hacemos”, agregó Sam Esteghbal.

Los hermanos cuentan que su teléfono no para de sonar y que su sitio web ha fallado dos veces en los últimos días a causa de la demanda.

Las camisas se venden a 128 dólares (aproximadamente unos 2,370 pesos) cada una.

 

Loading Facebook Comments ...
error: