Obispo de la Ciudad priva de transmitir ceremonia litúrgica a quienes no pueden asistir

Foto Telemar

En conducta contraria a la demanda papal de salir a evangelizar y en actitud revanchista por tratar de coartar la publicación de incidentes que manchan su obispad, monseñor José Francisco González González, no permitió este domingo que Telemar transmitiera la misa en la parroquia de San José Obrero.

De esta manera privó de la ceremonia litúrgica a quienes por enfermedad y compromisos laboral o de otra índole no pueden asistir a los oficios, y tal pareciera que su objetivo es reducir el número de creyentes o simpatizantes.

Las cámaras de Telemar arribaron poco antes del mediodía a las puertas de la parroquia, para ubicarse en puntos estratégicos, grabar la misa y transmitirla de manera diferida a las 5 de la tarde.

Sin embargo, cuando el equipo de producción se acercó al acceso del inmueble, un sacerdote le indicó al camarógrafo, y cito de manera textual: “qué entendiera, que es como un contrato, que cuando se puede, se puede, pero que ya no había tal cosa y se retirara”.

Al preguntarle el motivo o la razón, se limitó a responder: “Por todo lo que está pasando”, y agregó que no diría ni una palabra más.

Aclaración: TELEMAR no tiene ni ha tenido contrato alguno con la Iglesia Católica, ni con culto religioso, el grabar la misa, y transmitirla por nuestras pantallas, es un acto para todos aquellos católicos que no pueden ir por algún motivo de salud o para los miles de católicos que nos ven en los municipios.

Por lo que con la orden del obispo José Francisco González González, de cerrar las puertas de iglesias y parroquias a un medio de comunicación sólo priva a estos campechanos de poder presenciar la santa misa.

Loading Facebook Comments ...
error: