En Xpujil, Calakmul; califican como “una burla” que autoridades no metan en cintura a dueños de terrenos baldíos.

Foto Telemar

Como una burla, consideran habitantes de Xpujil, en Calakmul; la gran cantidad de lotes baldíos que se ha convertido dicen ellos “en un cuento de nunca acabar”.

Y es que según los afectados, a pesar de los múltiples llamados para que los propietarios los habiten o mínimo los limpien, las autoridades siguen ignorando sus llamados y no aplican sanciones a los dueños que mantienen abandonados estos predios, que se han convertido ya en basureros clandestinos, guarida de delincuentes, y nido de animales peligrosos.

En algunos casos, la maleza casi alcanza los 3 metros de altura.

Loading Facebook Comments ...
error: