Patrono de los pescadores recorre calles de la Ciudad

Foto Telemar

Con fiesta, baile, oraciones, aplausos, porras y hasta con lágrimas en los ojos, los campechanos festejaron a quien hace 450 años llegó a la ciudad capital; a quien el pueblo naborío adoptó para su parroquia, desde aquel entonces; a aquel que llegó por mar y que por su color y sus milagros se convirtió para siempre en el Cristo Negro Señor de San Román.

4 siglos y medio después; como un rey triunfante, en los hombros de su pueblo; el cristo negro dejó su altar para unir a Campeche en una sola fe y en una sola fiesta, la fe que recuerda su milagrosa llegada a la iglesia que hoy es su santuario, su casa.

Loading Facebook Comments ...
error: