Confirma la Diócesis de Campeche que sí administrarán los colegios Instituto Mendoza y Fray Angélico

Foto Telemar

Es oficial, la diócesis de Campeche sí se hará cargo del dinero y de la educación de los jóvenes estudiantes de los colegios Instituto Mendoza y Fray Angélico.

Tras negar recibir a los medios de comunicación para explicar los rumores y aclarar la controversias que giran alrededor de estos colegios, el máximo líder católico optó por enviar su postura, en un escueto, poco claro y confuso comunicado, para así evitar las preguntas de los reporteros y de los padres de familia.

El comunicado de 5 párrafos, con fecha de 3 de agosto de 2015, y con sello del gobierno eclesiástico al pie, confirma que la diócesis se ha apoderado de los colegios y prácticamente han echado a los Salvatorianos y en un acto de sínica ingratitud les extendieron una limitada “invitación” a seguir participando espiritualmente en los colegios.

El comunicado a la letra dice “Ya se tuvo un par de encuentros con el superior provincial de los Salvatorianos (P. Piotr Filas), a quien se le invita a seguir colaboración en la atención pastoral y espiritual de los colegios. El aseguró que lo va a deliberar. La diócesis, en tanto, se hace cargo de la administración y dirección de las escuelas”. Esto deja fuera y sin influencia a los Salvatorianos de ambos colegios.

Y aunque no dijeron quién quedará al frente de los colegios, se sabe que el párroco de la iglesia de catedral, recientemente acusado por una de sus propias víctimas de pedofilia -por abusar de él cuando era acólito-, el Sacerdote Francisco Velázquez Trejo, este lunes manejó el Instituto Mendoza desde la oficina de administrador.

La diócesis, en su comunicado, justifica la salida de los Salvatorianos en nueve palabras que no explican nada, simplemente dicen “Por diversos motivos y circunstancias, el asunto se desbordó”.

Al tema al que sí le dedicaron un párrafo completo, fue aquel que resalta la autoridad del obispo. Citando el derecho canónico el comunicado dice “Al obispo le corresponde el derecho de vigilar y visitar las escuelas católicas establecidas en su territorio, aún las fundadas o dirigidas por miembros de institutos religiosos, Así mismo le compete dictar normas sobre la organización general de las escuelas católicas”… Es decir, que el obispo puede imponer su voluntad.

Loading Facebook Comments ...
error: