PGR no comprobó complicidad en fuga de ‘El Chapo’

Foto Telemar

La Procuraduría General de la República (PGR) no logró fincar cargos por una presunta complicidad con el Cartel del Pacífico a los 34 empleados del penal federal del Altiplano, que se encontraban laborando durante la fuga de Joaquín Guzmán Loera.

De acuerdo con el expediente de la averiguación previa, el Ministerio Público Federal planteó ese argumento, buscando fincar cargos por delincuencia organizada, y finalmente sólo siete empleados fueron consignados por omisión en la evasión de preso.

El objetivo de esa estrategia legal fue poder mantener retenidos por 96 horas a los trabajadores, declarando en las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), para buscar posibles vínculos de su participación en la fuga del sábado 11 de julio.

El procedimiento se comenzó a complicar cuando varios de los empleados retenidos comenzaron a tramitar amparos en contra de esa medida y de órdenes de presentación y localización giradas en su contra. Este fue el caso del director técnico del Centro Federal de Readaptación Social número 1 Altiplano, Librado Carmona, y de otros integrantes de la planta administrativa.

El Juez 11 de Distrito de Amparo en Materia Penal del Distrito Federal le solicitó al Ministerio Público Federal de la SEIDO los argumentos para realizar las presentaciones y retenciones.

En sus argumentos, la PGR explicó que Carmona y otros presuntos implicados, realizaron “antes y después de la fuga, conductas de acción y omisión encaminadas a facilitar la evasión”.

A los retenidos se les pretendió vincular con el Cartel de Sinaloa, grupo criminal que encabeza Guzmán Loera, y el que de acuerdo con los argumentos de la PGR actúa a partir de jerarquías y células de operación.

Finalmente, luego de las 96 horas, el director del Cefereso 1, Valentín Cárdenas Lerma; Carmona, director técnico y la mayoría de los empleados involucrados fueron puestos en libertad con las reservas de ley.

El pasado viernes fueron consignados al Cefereso de Guanajuato, Vicente Flores Hernández, José Daniel Aureoles Tabares, Esteban Estrada Ramírez, Juan Cuarenta Orozco, Alberto Aguilar Morales, Emmanuel Galicia Conchillos y Carlos Sánchez García.

De acuerdo con el expediente, dos son empleados del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), dos de la Policía Federal, todos encargados de la vigilancia al capo a través del sistema de video vigilancia.

Los otros tres consignados son trabajadores del Grupo de Custodia Penitenciaria, encargados de la vigilancia en el pasillo que daba a la celda 20 de Guzmán Loera, en el Centro de Tratamientos Especiales del Altiplano.

FUENTE: EXCELSIOR

Loading Facebook Comments ...
error: