fbpx

Madre recupera a su hija después de 8 días de que le fue arrebatada

Foto Telemar

El 24 de febrero quedará marcado en la memoria de Doris Vargas Amezcua, y es que después de 8 días, por fin pudo estrechar a su pequeña de un mes y medio de nacida la cual le fue arrebatada de sus brazos violentamente por su ex pareja sentimental el lunes 16 de febrero.

Nerviosa, Doris llegó al que fuera su hogar, y de Andro Martínez, a quien ella señaló como responsable de las agresiones físicas que sufrió hace poco más de un semana.

Doris arribó acompañada por personal del Centro de Justicia para la Mujer, además de la auxiliar familiar y de oralidad en Materia Familiar del Tribunal Superior de Justicia, Silvia Mercedes Chab; y de Policías Ministeriales.

El primer dialogo fue entablado con su ex cuñada, quien se resistía a entregar a la bebé con el pretexto de que el padre no estaba, y por si fuera poco cerró con llave y pasador el portón principal, además de que la joven soltó a unos perros pitbull para evitar el acceso de las autoridades.

Ante la negativa, se pidió los servicios de un cerrajero para poder ingresar a la casa.

Sin embargo, sólo minutos después llegó Andro Montero Martínez a quien se le informó el resolutivo del juez, pero él también se negaba a aceptarlo.

Más de una hora de diálogo se necesitó para que entregaran a la pequeña, mientras que Doris esperaba al borde del llanto para poder cargar de nuevo a su hija. La espera tuvo su recompensa, aunque por protocolo no pudo recibir enseguida a su bebé.

Pero todo fue cuestión de minutos, largos minutos para la desesperada madre; Doris rompió en llanto al momento en que con una simple frase el alma le regresó al cuerpo, de nuevo hubo lágrimas, pero ya no fueron de tristeza o de dolor por los golpes recibidos.

A pesar de su corta edad, la niña de inmediato identificó a su madre, y lo primero que hizo fue buscar el pecho, para que la amamantaran.

Fueron 8 días en los que Telemar Noticias siguió este caso, 8 días de cobertura permanente, donde fuimos la voz de una madre desesperada.

Hoy, el trabajo de los medios de comunicación tuvo la más grande paga que puede recibir quien está comprometido con la información y las causas sociales.

Y si bien es cierto que la batalla apenas empieza, pues todavía se avecinan varios procesos legales por definir… por lo pronto, Doris, ya tiene a su hija en brazos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: