fbpx

Autoridades federales tras indicios de fraude de COTEMAR

Foto Telemar

Autoridades federales se encuentran tras la pista de empresas que cometieron fraude en Ciudad del Carmen; ahora se encuentra en la mira la empresa Cotemar que da servicio de hotelería y alimentos a las plataformas de la Sonda de Campeche.

Esta empresa perteneciente a Cristina Lobo Morales y su esposo Mario Dávila Dávila, recibieron créditos por parte de Banamex apoyados en cuentas por cobrar de licitaciones ganadas en PEMEX, mismo modo de operación que utilizó Oceanografía; por lo que Citigroup analiza si también se incurrió en alguna tipo de falta en el proceso de dichos préstamos.

El 12 de abril del 2011 la plataforma Hotel Jupiter I, propiedad de Cotemar, tuvo un percance al realizar trabajos de mantenimiento; una válvula eléctrica no funcionó, lo que originó que la estructura se inundara y hundiera, por lo que desalojaron a 500 obreros que en ese momento se encontraban a bordo.

Ante este hecho, la empresa Cotemar se deslindó de la responsabilidad de cubrir los costos de gastos erogados por Pemex a causa de este accidente, aun cuando el Informe de Fiscalización Superior de la Cuenta Pública afirmo que la ley de Navegación y Comercio Marítimo señalaba que Cotemar debía pagar dichos gastos.

Este percance se originó, mientras Mario Ávila Lizárraga estuvo al frente de la subdirección de Mantenimiento y Logística en Servicios Marinos de PEMEX Exploración y Producción, Ávila Lizárraga tenía una estrecha relación con

Cristina Lobo Morales, dueña de Cotemar, por lo que se investiga si el funcionario utilizó sus influencias tanto en el gobierno como en Pemex para gestionar que la empresa no pagara las penalizaciones y continuara ganando contratos de la para estatal.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Loading Facebook Comments ...
error: